Más allá de mis 5 sentidos

Más allá de mis 5 sentidos

 

 

 

Saludos y bienvenidos

Hoy me complace presentarles a una persona que admiro mucho; su pasión por educar y su carisma la distinguen. Posee Doctorado en Educación, Certificación en Neuroeducación y Certificación en Neurociencias del aprendizaje. Posee sobre 15 años de experiencia en el área de educación. Ha presentado conferencias en Puerto Rico y Estados Unidos. También es creadora de Brain Connections Corp. con ustedes, este artículo que se que será de beneficios para todos escrito por : Suzette Mirabal, Ed.D., CPL

 

Desde que comenzamos la escuela siempre nos han educado sobre los 5 sentidos: vista, olfato, gusto, tacto y audición. La realidad es que tenemos más de 5 sentidos algunos autores indican que tenemos más de 15; hoy trabajaremos con tres sentidos que son importantes para el aprendizaje.

El sentido vestibular, propioceptivo e interoceptivo. Cada uno de estos sentidos tiene un papel indispensable en el desarrollo de todos nosotros cuando uno no está funcionando adecuadamente tenemos entonces dificultades en el procesamiento sensorial.

El sistema vestibular tiene su sede en el oído interno; este sentido es el que nos deja saber dónde está ubicado nuestro cuerpo en el entorno, regula nuestros movimientos, desplazamiento y equilibrio.

Además, este sentido está muy atado a la vista pues ayuda al ojo a tener una imagen estable, esto es importante para mantener nuestro equilibrio mientras nos movemos. Cuando hablamos de la lectura el sentido vestibular ayuda con la ubicación de las letras que vamos leyendo mientras vamos moviendo nuestros ojos.

¿Cómo podemos estimular el sentido vestibular en casa?

  1. Columpios
  2. Hamaca
  3. Peregrina
  4. Túnel
  5. Bolas
  6. Tablas de equilibrio
  7. Yoga
  8. Juego de paracaídas
  9. Trampolín
  10. Twister
  11. Chorrera

 

El sistema propioceptivo es el que recibe la información a través de los músculos, ligamentos, tendones y articulaciones. La propiocepción nos permite tener conciencia de nuestra orientación espacial, la sincronización de nuestros movimientos y su velocidad y la fuerza ejercida por los músculos. El sistema propioceptivo nos ayuda a coordinar los movimientos de brazos y piernas de una manera eficiente para jugar y movernos sin tener que mirar.

Un sistema propioceptivo en funcionamiento les permite a los niños:

  • Escribir con un lápiz sin presionar tanto que rompen la punta.
  • Tomar una bebida de un vaso plástico sin triturarlo en la mano.
  • Permite a los niños moverse, jugar y explorar de una manera eficiente.

 

¿Cómo podemos estimular el sistema propioceptivo en la casa?

  1. Actividades de empujar y arrastrar
  2. Actividades de cargar objetos con peso
  3. Abrazos de oso
  4. Soccer
  5. Subir y bajar escaleras
  6. Actividades de brincar en un solo pie
  7. Tablas de balance
  8. Plastilina
  9. Libros de colorear

El sistema interoceptivo es un sistema sensorial relativamente desconocido. Es el sentido responsable de detectar las respuestas a la respiración, hambre, frecuencia cardíaca, la función digestiva, el control de esfínteres, el nivel de alerta y la temperatura interna. La interocepción es vital para la supervivencia. Por la interocepción podemos percibir que estamos heridos, que algo no va bien en nuestro organismo, que necesitamos más oxígeno, que necesitamos tomar agua o comer, ir al baño, dormir, que tenemos frio o calor y más.

En el aprendizaje la interocepción es importante pues si un estudiante tiene hambre, sueño, calor, frio o necesidad de ir al baño estará más pendiente de atender esa necesidad y su capacidad de enfoque y atención estará centrada aquí y no en el proceso de aprender.

Como hemos visto contamos con más de 5 sentidos y todos son importantes para el aprendizaje.

 

Por. Suzette Mirabal, Ed.D., CPL

 

En el siguiente link podrán encontrar varios de los próximos cursos que estarán ofreciendo, los cuales son altamente recomendados.

Cursos por: Brain Connections Corp.

No olvides compartir esta información con otras familias.

Referencias:

 

Ayres, J. (1998). La integración sensorial y el niño. Méjico: Trillas.

Beaudry, I. (2011). Problemas del Aprendizaje en la Infancia. Oviedo: Nobel.

Quirós, P.; Grzib, G. & Conde, P. (2000). Bases neurofisiológicas de la interocepción. Revista de de Psicolo. Gral. y Aplic., 53 (1): 109-129

 

 

 

 

1 thought on “Más allá de mis 5 sentidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *